Entradas

Su propia identidad

Imagen
Su propia identidad, de Esther Planelles Arráez. Descarga en iTunes
Una joven de diecinueve años, con un gran talento para la fotografía, es víctima de acoso por parte de una compañera de estudios. Las consecuencias psicológicas no se hacen esperar. Gracias al amor de su abuelo, al apoyo incondicional de una pareja, Martín e Ismael, y a la perspicacia de Bólido, Alexis logrará encontrar su propia identidad.
Un secreto que gira entorno al terrorismo del acoso, la homofobia y el egoísmo, que serán combatidos con la generosidad del amor incondicional. Una historia realista salpimentada con cuentos y leyendas que nos abrirán las puertas de la conciencia y la imaginación.


Si os interesa leerlo, descargad el libro en el enlace indicado. No he autorizado que se distribuya por ningún otro medio que no sea este. Gracias.

Punto de fuga

Imagen
Punto de fuga, de Esther Planelles Arráez. Decarga en iTunes.
A partir de 18 años.
Punto de fuga conectará con todas aquellas mujeres y hombres que creen firmemente que la libertad sexual es inalienable, que nadie tiene derecho a condenarles por amar a alguien de su mismo sexo y que el cáncer no tiene por qué acabar con la intimidad conyugal. Valentina se acuesta cada noche con su cuaderno y teje un cuento de amor, desamor y erotismo; ella sabe que su esposo no podrá desenlazarlo, como solía hacer en vida, pero le basta con sentir el contacto etéreo de su presencia. Esta micronovela es, en sí misma, un punto de fuga; una vez quede atrás, se diluirá en el tiempo y el espacio para no volver.

Si os interesa leerlo, descargad el libro en el enlace indicado. No he autorizado que se distribuya por ningún otro medio que no sea este. Gracias.

Deberes de cálculo

Imagen
«Sin saber amar, jamás habría aprendido a repartir», dice para sí. Desde el balcón de su despacho, en lo más alto del edificio más alto del mundo, Mr. Walter, «la calculadora», piensa en el producto de un trabajo bien hecho mientras, en la sala de al lado, su equipo de contables se encarga de dividir ese producto entre quienes aportaron el multiplicando, quienes consiguieron el multiplicador y quienes recargaron pilas para que «la calculadora» no se bloquease durante la operación. Mr. Walter espera el final del reparto con nerviosismo: el resto servirá para iniciar una ambiciosa operación aritmética que acabará con el hambre en el planeta.

«Árboles de ceniza», de Maribel Romero Soler

Imagen
«Árboles de ceniza», un título poético que nos sitúa en un mundo posapocalíptico a años luz de los crueles escenarios recreados por David Monteagudo y Cormac McCarthy en sus respectivos «Fin» (2006) y «La carretera» (2009).
Lo más destacado del relato de Maribel Romero Soler es que conecta con esa fe intemporal de la juventud, un idealismo que se pega a la piel de descreídos como yo y nos invita a imaginar que siempre es posible comenzar desde cero con el «corazón limpio». Las nuevas sociedades posapocalípticas que se alzan bajo la atenta mirada de los árboles de ceniza forjan sus raíces en valores tan deseables como la cooperación, la equidad, la justicia o la honestidad, sin embargo, la autora no cae en el error de eludir la pura y fea realidad, porque en sus páginas también vive un «hombre sucio», un abanderado de la guerra que rompe tópicos para demostrarnos que estamos hechos de elecciones.

Mi conclusión como lectora y como maestra es que si nos esforzásemos más en alentar es…

Profesional

Imagen
Toda mi vida los vi rebotar de empleo en empleo. En la casilla de «profesión del progenitor/a», garrapateé la palabra multitarea. El funcionario selló mi solicitud al desgaire.


Ser considerado el peor asesino de París no le privó de fama y fortuna. Su última víctima tardó tanto en morir que el forense dictaminó «muerte natural».






El clamor constante nos ha obligado aser creativos, y tal ha sido el aumento de beneficiosque el jefe ha ordenado deportar al resto del personal de enfermería y apelar al patriotismo de las abuelas.