Pelusillas en el ombligo






José Antonio López Rastoll y una servidora tienen el honor de presentar al mundo...


Pelusillas en el ombligo

 

Y como lo bueno si breve, dos veces bueno, les remito al blog EL MIRADOR para mayores detalles de la dichosa anunciación.


Gracias a mi hermana Noelia, que aun a sabiendas del peligro que corría sólo por apuntarme con su cámara de fotos, se jugó el todo por el todo y disparó más veces de las que habría sido prudente... (en cuanto cerdhucha esté jamona, ¡te compro una réflex!).

Comentarios

  1. ¿Qué te ha parecido la foto que he seleccionado? También le agradezco a Noelia haber asumido el riesgo de fotografiarnos. Menos mal que aquí nos está contando un chiste muy bueno: que te toca pagar las diecisiete cervezas que nos hemos bebido para esbozar una sonrisa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo que en ésta empezaba a aflorar La Ira.
      ¿¡Cervezas!? ¿No pedimos esos belmontes cáusticos que tanto añorabas? ;-)

      Un abrazo, jejeje.

      Eliminar
  2. Hola Esther, os deseo mucha suerte a los dos con este proyecto !
    Aprovecho para agradecerte tu comentario sobre mi libro También hay caballos blancos en el blog El mirador. Me alegro muchísimo de que disfrutaras con mi libro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el apoyo y gracias a ti por escribir, a pesar de todas las dificultades que acarrea este oficio. Espero volver a disfrutar de nuevas historias muy pronto.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario