Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

El diagnóstico

Imagen
Salí de la consulta con un puñado de recetas y la sensación de haberme convertido en una cobaya. ¿Cómo explicarle a Emilio que no tenía «nada»? De camino a casa, imaginaba un contubernio de facultativos remedando la cara de póker de sus pacientes mientras los demás se desternillaban: «¿Y qué dice que tengo, doctora…?». ¡Ignorancia!, la peor pandemia que azota al picatoste humano desde que salió de la Sopa Primitiva. Ignoro el nombre de mi diagnóstico, pero sufro los síntomas y las amputaciones con la ingenua resignación que siempre brinda la fe, y agradezco los ignotos agentes químicos que me inoculan para sustituir un sufrimiento por otro menor… o mayor, ¿quién sabe?, porque a largo plazo ignoro los efectos colaterales. Así llego hasta la puerta, sin saber qué respuesta darle a Emilio, sin saber cuándo volveremos a tener electricidad, sin saber adónde ir a mendigar trabajo, sin saber cómo pagaré los libros de Anita; sin saber, sin sabor, sin salida y con el prurito inmisericorde de lleg…

Auca de la Naturaleza

Imagen