Migraciones












Comentarios

  1. Me ha encantado ese espacio por el que nadan especies marinas, los peces con casco.
    Bonito e imaginativo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado este pequeño experimento, Juan Carlos.

      Si explorar nuestro propio mundo ya es toda una aventura, viajar por el universo debe ser alucinante. ¿Quién sabe lo que nos queda por descubrir?

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Está genial Esther! Perdona mi ignorancia pero...¿ haces tú los dibujos? Cómo lo haces? ....¿ No hay otra cosa para llevar que no sea zumo de brócoli? ....No parece muy apetitoso ja ja ja.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Charo, eres muy amable.

      Los dibujos son míos, sí; casi siempre uso un programa de gráfico de vectores llamado Inkscape, es bueno, pero no es el mejor, de hecho, en esta ocasión me he visto obligada a realizar una captura de pantalla de la última viñeta para no perder el efecto fantasmagórico de las gambas, por desgracia, se nota la pérdida de calidad de imagen en comparación con el resto de viñetas.

      Lo del zumo de brócoli se me ocurrió porque imaginé que, en caso de un apocalipsis, el brócoli sería el último alimento que quedase en toda la Tierra (el mismo que queda en el plato de los niñ@s ;-).

      Un abrazote.

      Eliminar
  3. Parece una metáfora de las Hogueras de San Juan, donde quien puede permitírselo emigra a cualquier parte con tal de no escuchar la música de las barracas entre petardo y petardo de niños olvidados por sus progenitores. Por cierto, adoro el brócoli, así que me encanta ese apocalipsis que retratas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nota que ya estás quemado. ¿A quién se le ocurre vivir entre un campanario y una barraca? La verdad es que tampoco a mí me entusiasma el petardeo constante, sobre todo, porque no cesa después de terminar las fiestas.

      Me alegro de que te guste mi menú postapocalipsis, es menos sabroso que el que se propone en la novela "La carretera", pero con el brócoli, seguro que no acabamos como una vaca loca ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Un Universo plástico maravilloso el que has conseguido construir, Esther. Te felicito porque, además de que ya sabíamos que se te daba genial el don de la palabra, con estas muestras vamos comprobando que el mundo de la imagen tampoco se te resiste. Enhorabuena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te guste; la falta de formación reglada, tanto en la creación literaria como en la ilustración, la suplo con empeño, ilusión y toda la dedicación que las responsabilidades diarias me permiten. Como decía Richard Bach, el autor de Juan Salvador Gaviota: "Justifica tus limitaciones y ciertamente las tendrás"; por mi parte aplico mi propia pedagogía: "Descubre tus limitaciones y disfruta ingeniándotelas para horadarlas, saltarlas, sobrevolarlas, licuarlas..." ;-)

      Un abrazote, Alicia.

      Eliminar
  5. Búscame un hueco que yo tambien me voy...eso si, me llevo mi bocadillo de jamón y mi zumo de uva.
    Muaaakkkssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja... Seguro que, en esas condiciones, encontramos un hueco para ti.

      Un abrazo, Rosa. Siempre serás bienvenida a bordo de mis pequeñas locuras.

      Eliminar

Publicar un comentario