Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2016

La rana y la piedra

Imagen
La rana y la piedra by Esther Planelles Arráez on iBooks

Vuelve la rana croando por su amor perdido.
En esta versión he incluido dos pizarras para que los jóvenes lectores puedan pintar con los dedos.


Mª Electra

Imagen
A mi compañera le han prohibido ver los documentales de La2. Una tarde emitieron una narración aumentada de la vida de todos los bichiños que habitan nuestra piel. Ése que vive en los folículos de la cara, se aparea por la noche y muere de un reventón por carecer de ano ―¡ave, orificio redentor!― se convirtió en mi ácaro preferido, y así se lo comuniqué a Marinela en una cívica colación de té con pastas; fue un deleite ver cómo se le iba desencajando el rostro al enumerar los pormenores de la microvida del arácnido. Al día siguiente, Alfonsina dio la voz de alarma: a Marinela le había dado por hurgarse los poros con un imperdible y tenía el rostro en carne viva; la muy cursi no paraba de repetir que debía acabar con esas bestias fornicadoras que la volvían impura ante los ojos de Dios. Como era de prever, en la Residencia de Reposo Madame Butterfly se armó la marimorena: don Sancho, que tanto empeño puso en ocultar el drama, prendió la llama de la curiosidad juvenil ―de atizarla ya …