Entradas

Mostrando entradas de 2018

Caracolas

Imagen
Triste y exhausta deseó acurrucarse en una caracola de mar hasta que pasara el tormento. Escudriñó la orilla en busca de la redención que las olas rumoreaban, y se deslizó por el tobogán de una diáfana, blanca y fría caracola, mas, no contenta con este alojamiento, probó suerte con el pequeño cono jaspeado que yacía sobre el colchón de posidonias, y esta vez sí, ovillada en su capa talar, se rindió a un sueño que tiñó de esperanza sus mejillas y conjuró las palabras que nunca creyó merecer. Al alba, la Mentira holló el salitre con el rostro incendiado por sol y por la dicha de saber que no todas las mentiras nacen de la maldad, como no todas las verdades son germen de bondad.


Que el nuevo solsticio de invierno os traiga toda la prosperidad que esperáis para el año 2019.

Cinco ilustrados

Imagen
Porque no hay nada mejor que una imagen para contar mil y una aventuras, aquí llegan ilustrados los cuentos de La rana y la piedra, El Abrazote y LaTortugamensajera.
    Si os gustan las ilustraciones, descargad vuestros cuentos en Amazon, pero si, además de leer, os apetece jugar con los personajes, entonces elegid la tienda iTunes.

Feliz lectura.

"Trece rosas negras", de José Antonio López Rastoll

Imagen
Crónica de una presentación...

                                  Lugar: Mil historias y un café, Alicante.
                                                                                                   Fecha: sábado, 27 de octubre de 2018.

Llego por los pelos (me he vuelto a perder). La presentación está a punto de comenzar y me pido un té (actores y actrices van ocupando su lugar en el escenario del café). Alcanzo la cima de uno de esos taburetes de barra (un día me romperé la crisma), y observo a dos hombres y una mujer custodiando una mesa repleta de... ¿trípticos? (No veo un pijo sin las gafas...). ¡Hostia! ¡Si es el libro! ¡¿Cómo es posible que una editorial haya publicado, nada menos que en la Era del Libro-Tocho, semejante sílfide literaria?! ¡Asombroso...! O a los de TresColumnas les falta una columna ¡o es que aquí hay gato encerrado! Pues sí: ¿quién dice que un gato no puede cazar con tres patas? Trece rosas negras es, en efecto, un compendio de veinte relatos a cual má…

Ciencias versus Letras

Imagen
Las "Ciencias" y las "Letras" nunca han estado reñidas, sólo necesitan una oportunidad.     La siguiente propuesta puede parecer engorrosa, sin embargo, para una niña que adoraba leer y detestaba las 'mates', estos «cuentos eclécticos» se convirtieron en su piedra filosofal.    Podéis usarlos tal cual; rehacerlos, deshacerlos o ponerlos en  almíbar si es preciso. PROBLEMAS DE COMPRENSIÓN LECTORA Y CRIBA DE DATOS 1.Vacaciones por Europa.


Sara tiene 17 años y decide pasar las vacaciones con sus 3 amigas: LauraMarta y Paloma, que tienen 18, 17 y 19 años respectivamente. Sara contrata en una agencia un estupendo viaje a Escocia e Irlanda, haciendo una escala en París. El total de ese viaje asciende a 539’56 € por persona, con un suplemento adicional de 107’34 €si desean bucear en el Lago Ness, y 83’07 €, más un seguro de vida de 24 €, si se atreven a rascarle las orejas al Monstruo del Lago Ness. ¿Por cuánto les saldrá el viaje a las 4 amigas si sólo tresde ellas…

"Gracias, Diana", de Maribel Romero Soler

Imagen
Una novela de suspense de la que no te podrás desenganchar hasta alcanzar su punto final.
Una lectura ligera que contrasta con la madurez de la prosa y el cuidado al detalle.
Un relato versátil, creíble hasta los límites de la ficción y,  lo mejor de todo, imprevisible.


En un mundo donde la mentira es moneda de cambio, donde la "locura" es aplaudida por sus followers, donde la iniquidad campa por sus respetos, existe una joven, Diana, que más allá del amor que siente por Fer, enarbola una inquebrantable fe en sí misma que la guiará sin tregua hasta un objetivo: la verdad.


Como aficionada al thriller y la novela negra, os animo a descubrir qué se esconde bajo el intrigante título de esta novela: Gracias, Diana. Como escritora, recomiendo su lectura sin reservas, porque una de las cosas que suceden cuando llevas un tiempo escribiendo es que te vuelves muy exigente con los aspectos técnicos de la narrativa, y esta novela posee, ante todo, calidad literaria.

Os invito a ver el vídeo d…

Tiza

Imagen
La conocí una noche de lluvia. Ella se refugiaba debajo de un banco, cerca de los columpios. Me la llevé a casa sin dudarlo, echaba tanto de menos a Borra… Una vez aseada, la acomodé en el despacho donde, estaba seguro, se sentiría como en casa. A la mañana siguiente, la sorprendí con un presente ―la muy ladina se sabía bella con aquella gargantilla arrebolando la blancura de su cuello de cisne―. «¡Tiza!», la llamé arrobado; ella abandonó el espejo y vino a mi encuentro con estudiada coquetería. Nos fuimos a trabajar. Al llegar al centro, un grupo de chicos profirió mofas a nuestro paso. Tiza caminaba aterrada a mi vera, yo le susurraba cariños, sin embargo, una andanada de risotadas la ahuyentó en el mismo instante en que un grupo de educación física pasaba trotando por el patio. Arrodillado junto al polvo de yeso al que había quedado reducida, lloré la pérdida de mi Tiza, como el día anterior lloré la criminal defenestración del querido Borra. «¡Juro por mi cordura que esos revient…

Apología del llanto

Imagen
¿Quién, alguna vez, no ha compartido viaje con un bebé llorón perforándole los tímpanos? Bueno, seamos tolerantes con El Futuro de la Especie... Todavía rememoro alguna de mis actuaciones estelares, allá por los años setenta: llantos, o llanteras, cuya causa era tan firme como endeble su huella, la misma que, ya lejos del paroxismo, se desleía en los lagrimones. Al cese, reinaba la paz... hasta que llegaba algún adulto blandiendo su bisturí pedagógico: «¡Odo! ¿Es que una no puede proclamar su cantejondo sin que le deis la tabarra? ¡BuaaAAAAA…!». Recordad: si un cachorrillo quiere llorar, pues que llore, y mejor no le busquéis tres pies al llanto.

La cosechadora

Imagen
Ha caído la noche. No puedes estar más satisfecha, de hecho, de estarlo más, te habría reventado el abdomen. Glotona... La jornada empezó floja (a primera hora de la mañana todo el mundo se siente invencible), no te importó, el ayuno prolongado favorece tus digestiones. Conforme las manillas del reloj avanzaron, los agravios, de mayor o menor envergadura, asaltaron las conciencias individuales, sin embargo (bien lo sabes ), no es el tamaño lo que importa, sino la intensidad del sentir consecuente. Traspasado el umbral del mediodía, la tensión vibrante hizo que desperezaras tus patas una a una y te dirigieras al centro de la telaraña. El método, muy simple: devanar el hilo que cubre la cabeza de las presas e introducirles la trompa por la nariz. A las víctimas no les queda otra que enfrentarse a la mirada de la feroz y despiadada Culpa mientras esta les sorbe los sesos; finalmente, libera a las almas en pena y se duerme hasta la siguiente cosecha. No obstante, hay un manjar que ambi…

Linaria

Imagen
Dulce Linaria;













trepa la palomilla








desde el fangal.

Los 8 de Amazon

Imagen
Dado que quienes no disponen de un chisme Apple no pueden descargarse ningún libro publicado en la iTunes, he decidido lanzar a estos ocho en la plataforma Amazon. Como podéis comprobar, hay lecturas para todas las edades y gustos.

    Aprovecho para dar las gracias a quienes habéis descargado alguno de mis ibooks, es un placer comprobar lo lejos que han viajado.

Descarga en Amazon




Si os interesa leerlo, descargad el libro en el enlace indicado. No he autorizado que se distribuya por ningún otro medio que no sea este. Gracias.

Temporal

Imagen
Espuma la ola
el péndulo del reloj,







no verte ya más.

La copa

Imagen
En el cruce de caminos, con todo un cielo azul por horadar y toda la tierra fértil para expandirse, se había convertido en un perfecto árbol de coral. Una noche, la luna llena se fijó en él; tan prendada quedó del hermoso carmesí de sus capullos que no dudó en fecundarlos con sus rayos albares. Un ciclo lunar más tarde, ella comprobó extasiada el fruto de su amor: el padre, solícito, acunaba entre sus ramas decenas de rosadas lunitas. Dichosa, prometió volver, pues la luna no puede interrumpir su caminar durante mucho tiempo, sin embargo, una terrible desgracia se cernió sobre la familia: un viajante, fascinado por las pomas que refulgían en la copa, quiso poseer el árbol; atado de raíces y ramas, padre e hijas fueron confinados en un lugar secreto. Cuando la madre luna regresó al cruce de caminos, el diablejo que allí moraba le anunció la nueva. Destrozada esta por la pérdida, sangró, sangró y sangró hasta romper el último sello que mantenía a salvo a la humanidad del caos. El demon…

Su propia identidad

Imagen
Descarga en iTunes
Descarga en  Amazon
Alexis cuenta con diecinueve años, un gran talento para la fotografía y varios secretos, aunque el mayor de ellos está velado a sus ojos. El terrorismo del bullying, la homofobia y la autodestrucción son las notas disonantes de esta sonata; los acordes armónicos: el amor desinteresado, el sentido del humor y el coraje, que unen, puntada a puntada, los desgarrones de las vidas de sus intérpretes solistas.
Gracias al cariño del abuelo Cosme, al apoyo incondicional de una pareja, Martín e Ismael, y merced al perspicaz olfato de Bólido, Alexis logrará encontrar su propia identidad en un mundo donde el odio y el amor pugnan por desequilibrar la balanza. Su propia identidad pone en relieve el acoso como tema universal. Sin ocultarse bajo eufemismos ni expedir recetas magistrales, es tan sensible como realista. La autora ha salpimentado la novela con cuentos y con pequeñas dosis de humor, porque cree que así es más fácil comprender el mundo, tengas la ed…

Punto de fuga

Imagen
Descarga eniTunes

Descarga en Amazon (ebook y libro de papel)
Punto de fuga conectará con todas aquellas mujeres y hombres que creen firmemente que la libertad sexual es inalienable, que nadie tiene derecho a condenarles por amar a alguien de su mismo sexo y que el cáncer no tiene por qué acabar con la intimidad conyugal. Valentina se acuesta cada noche con su cuaderno y teje un cuento de amor, desamor y erotismo; ella sabe que su esposo no podrá desenlazarlo, como solía hacer en vida, pero le basta con sentir el contacto etéreo de su presencia. Esta micronovela es, en sí misma, un punto de fuga; una vez quede atrás, se diluirá en el tiempo y el espacio para no volver.

Si os interesa leerlo, descargad el libro en el enlace indicado. No he autorizado que se distribuya por ningún otro medio que no sea este. Gracias.