"Trece rosas negras", de José Antonio López Rastoll



Editorial Tres Columnas

Crónica de una presentación...

                                  Lugar: Mil historias y un café, Alicante.
                                                                                                   Fecha: sábado, 27 de octubre de 2018.

Llego por los pelos (me he vuelto a perder). La presentación está a punto de comenzar y me pido un té (actores y actrices van ocupando su lugar en el escenario del café). Alcanzo la cima de uno de esos taburetes de barra (un día me romperé la crisma), y observo a dos hombres y una mujer custodiando una mesa repleta de... ¿trípticos? (No veo un pijo sin las gafas...). ¡Hostia! ¡Si es el libro! ¡¿Cómo es posible que una editorial haya publicado, nada menos que en la Era del Libro-Tocho, semejante sílfide literaria?! ¡Asombroso...! O a los de Tres Columnas les falta una columna ¡o es que aquí hay gato encerrado! Pues sí: ¿quién dice que un gato no puede cazar con tres patas? Trece rosas negras es, en efecto, un compendio de veinte relatos a cual más absorbente. Y es que el escritor no se ha conformado con coquetear con lo insólito; mediante una trama de giros inesperados y una prosa de vértigo, José Antonio López Rastoll se ha propuesto llevar al lector al límite de la locura... o del orgasmo mental (nunca se sabe con este cuentero...).

Así pues, a quien guste deleitarse con los vapores, las texturas y la ingravidez, sin dejar de llenarse la panza, Trece rosas negras se convertirá en todo un manjar para su imaginación.

Mi enhorabuena a los ojeadores de la editorial por la buena caza, a la presentadora de lujo de este evento, Conchi Agüero, y al autor (al que pueden seguir la pista en su blog  El Mirador).

Y, ya casi sin tiempo ni aliento, os recomiendo la lectura de una reseña más profesional de este libro de relatos en el blog de la escritora ilicitana Maribel Romero Soler.

                                                                           Como siempre, feliz lectura.

😉 Aquí dejo el booktrailer de Trece rosas negras.





Comentarios

  1. Yo creo que lo importante no es la longitud de los libros, sino que digan cosas. Gracias por una reseña distinta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual que no se debe juzgar un libro por sus tapas, tampoco se debe juzgar por el número de hojas.

      Si una editorial apuesta por un libro como "Trece rosas negras", es porque la calidad supera con creces al volumen; no olvidemos que las editoriales son empresas que buscan beneficios, ninguna se jugaría el dinero y el prestigio por nadie.

      Reitero mi enhorabuena por tu buen hacer literario; dentro de unos meses volveré a leer los relatos para descubrir nuevos matices y disfrutar del arte que has sabido imprimirles.

      En cuanto a la reseña... Je, je, je. Ya sabes que soy incapaz de atenerme a convencionalismos cuando se trata de escribir.

      Gracias por invitarme a la presentación. Un abrazo y mucha suerte.

      Eliminar
  2. Me encanta la reseña, Esther. Creo que has conseguido con ella rendirle un homenaje a Jose, meterte en su piel y en su estilo. Felicidades.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Meterse en la piel de un lobo! ¡Ja, ja, ja! No me lo planteé hasta que comencé a trabajar en el borrador, pensé que sería divertido. Sabéis que no soy muy dada a reseñar, pero nunca tengo inconveniente en compartir las lecturas que me han causado una impresión positiva, ya sea en forma de post, de comentario en otro blog o de charla susurrada en el mostrador de la biblioteca; y, ¿por qué no?, buscar formas originales que abran el apetito del lector o lectora accidental.

      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario