Entradas

Mostrando entradas de junio, 2019

El secreto de la felicidad

Imagen
Adoraba las letras, pero en el instituto me recomendaron encaminarme hacia las ciencias, así que, con treinta otoños el mundo académico me abortó como doble graduado en Ingeniería Electrónica, Robótica y Mecatrónica e Ingeniería Informática. En cuanto a mi vida sentimental, la cosa no iba mejor: las chicas que cortejaba no dudaban en aducir los más variopintos razonamientos para plantarme calabazas:
La esbelta Clío me encontraba demasiado bajo.
La atlética Susi, poco fornido.
La romántica Dévora, algo pelón.
La sofisticada Miriam, nada chic.
La inalcanzable Elisabeth se rio de mi diminuto empeño.
Y todas coincidieron en que era ridículamente tímido.
En todo podía estar de acuerdo, salvo en lo referente al tamaño de mis… ambiciones. Este enclenque aspirante a calvo ambicionaba escribir su propio destino, amancebarse con Elisabeth y cruzar gallinas Sussex con gallinas Fenton azules. De manera que hice lo que, en opinión del mundo, se me daba mejor: diseñé un humanoide que, a todos los …